Subscribe:

martes, 28 de agosto de 2012

Amor a Quemarropa [Dvd-Rip] [Español] (1993) de Tony Scott [LEITBIT] [1 Link]

Género: Acción, Romance.

Dirigida por: Tony Scott.



Título Original: True Romance.

Reparto Actoral: Christian Slater, Patricia Arquette, Dennis Hopper, Christopher Walken, Gary Oldman, James Gandolfini, Brad Pitt, Val Kilmer, Michael Rapaport, Bronson Pinchot, Saul Rubinek, Samuel L. Jackson, Chris Penn, Tom Sizemore, Anna Thomson, Eric Allan Kramer.

Duración: 120 minutos.

País: Estados Unidos.

Guión: Quentin Tarantino.

Música: Hans Zimmer.

Fotografía: Jeffrey Kimball.


Sinópsis:
El joven y solitario Clarence (Christian Slater) celebra su cumpleaños como de costumbre, viendo películas de kung-fu en un destartalado cine de Detroit. De repente, Alabama (Arquette), una rubia explosiva, entra en la sala derramando sus palomitas sobre él, incidente que irá seguido de una desbocada noche de pasión. Ella, en realidad, es una prostituta pagada por el mejor amigo de Clarence como regalo de cumpleaños. A pesar de ello, se enamoran y se casan. Clarence entonces intenta alejarla de la prostitución, pero tendrá que enfrentarse con su chulo (Gary Oldman) cuando va a recoger las pertenencias de su mujer. Una de las maletas contiene una considerable cantidad de cocaína que utilizarán para realizar todos sus sueños.


Crítica:
‘Amor a quemarropa’ narra la drástica historia de amor entre Clarence Worley (Christian Slater) y Alabama Whitman (Patricia Arquette), el dependiente de una tienda de cómics, enganchado a las películas de artes marciales y ferviente admirador de Elvis Presley, y una prostituta que es contratada para alegrar el día de cumpleaños de Clarence. Lo que empieza como un encuentro pactado termina siendo una ardiente relación amorosa, que deja a su paso un montón de muertos. Así pues en la más pura tradición de su guionista, Tony Scott nos ofrece todo un festival de excesos, a veces muy controlados por sus actores, y otras no tanto. A pesar de que Scott rueda con un mínimo de eficacia —otro tema es el poco control que tiene sobre el montaje en determinados instantes, en los que se deja llevar por la euforia, confundiendo dinamismo con efectismo—, son sus actores, aunque no todos, los que sostienen un film cuya historia está poblada de momentos intensos, pero cuyo entramado dramático es prácticamente inexistente.
 

Así pues la película parece una oportunidad para que unos cuantos actores de mayor y menor valía se luzcan delante de la cámara, apoyados en la típica verborrea de Quentin Tarantino, solventada en ocasiones por la experiencia de los intérpretes. De esta forma ‘Amor a quemarropa’ es un conjunto de set pieces con el numerito estrella del actor correspondiente. Christian Slater ser queda pequeño ante una de las sorpresas de la película, y que a día de hoy sigue conservando toda su frescura: Patricia Arquette. La hermana de Rosana Arquette compone una Alabama frágil, juguetona, inocente, sensible y con un carisma arrollador. Es imposible no sentir deseo, simpatía y cariño por ella, todo lo contrario que Clarence que parece un gilipollas con suerte. Aunque Slater era un actor muy de moda aquellos años, su interpretación es de las peores de la película y la química con Arquette es extrañamente intermitente.
 
De su extenso y espectacular reparto, el primero en hacerse notar es Gary Oldman, un año después de convertirse en el vampiro más famoso de todos los tiempos a las órdenes de Francis Ford Coppola. Oldman da vida a Drexl, el chulo de Alabama y al que Clarence visita para dejar claro que su chica le pertenece sólo a él y a nadie más. Antes de que este tramo termine violentamente, como todos, Oldman hará gala de su camaleonismo, dando vida a un blanco con acento de negro, algo que se pierde en el lamentable doblaje. Val Kilmer es Elvis, aunque jamás se le enfoca con claridad, uno de los grandes aciertos del film, y un primerizo Brad Pitt hace de fumao bocazas. Bronson Pinchot, famoso en nuestro país por ‘Primos lejanos’ (‘Perfect Strangers’) exagera su patético personaje hasta límites insospechados, al igual que Chris Penn y Tom Sizemore.
Pero si ‘Amor a quemarropa’ posee un momento verdaderamente intenso y que demuestra la importancia de los actores, ése es sin duda el diálogo entre Christopher Walken y Dennis Hopper. Una secuencia en la que el Scott más inspirado se revela como un perfecto controlador del tempo narrativo y la planificación. En ella somos testigos además de lo alto que pueden llegar dos actores de la talla de Walken y Hopper, en un duelo interpretativo único de una precisión y entendimiento mutuo envidiables. Scott acierta en la elección del tema musical ‘Sous le dôme épais où le blanc jasmin’ de Léo Delibes, ya utilizado por Scott en ‘El ansia’ (‘The Hunger’, 1983), perfecto marco para la fascinante historia de los sicilianos y los negros que Worley (Hopper) narra con satisfacción con la única esperanza de una muerte rápida.

Huelga decir que Tarantino escribió este guión junto a Roger Avary cuando ambos eran todavía muy jóvenes. Quentin trabajaba para ganarse la vida en un videoclub, el Video Archive de Manhattan Beach (California), y Avary era un estudiante de cinematografía que lo frecuentaba. Comenzó titulándose "My Best Friend's Brithday" (¿adivináis por qué?), una historia que rodaron los amiguetes en plan casero, y evolucionó hacia otra más elaborada, "The Open Road" (posteriormente "Amor a Quemarropa"). Vendió el guión por la cantidad mínima estipulada.
 
Tras permanecer en la cárcel por impago de multas, concluyó el guión de "Asesinos Natos", que inicialmente surgió como una continuación de "Amor a quemarropa" pero que, años más tarde, cuando Tarantino ya era un reclamo, y tras pasar por las manos de Oliver Stone, fue reescrito. También escribió el que luego se conocería como "Abierto hasta el amanecer" para una prestigiosa compañía de efectos especiales.
 
Aun así, nadie parecía tener interés en realizar ninguna de las historias. Decidió, por tanto, escribir una que pudiera rodar él mismo con 30000 dólares. Me refiero, por supuesto, a Reservoir Dogs. Después del éxito de ésta, esos guiones anteriores se convirtieron en películas inmediatamente.

Tony Scott en el set de rodaje.
El desaparecido Tony Scott optó por realizar la historia siguiendo el orden cronológico de los acontecimientos, retocando el guión escrito por Quentin, tanto que el director de ‘Pulp Fiction’ (id, 1994) reniega en cierto modo de este film, del mismo modo que reniega de ‘Asesinos natos’ (‘Natural Born Killers’, Olvier Stone, 1994).

En definitiva, sin ser una obra maestra, y con todos sus altibajos y virtudes, esta película se encuentra entre lo mejor de la filmografía del comercial y videoclipero Tony Scott, que bien merece ser revisitada.

Por Alberto Abuín y Jastarloa (Adaptadas por Mumbo).
Fuentes:  
http://www.blogdecine.com/criticas/criticas-a-la-carta-amor-a-quemarropa-de-tony-scott
http://www.filmaffinity.com/es/review/12911263.html 


Fuentes:  
http://www.filmaffinity.com/es/film264296.html
http://www.mazopelis.net/2012/08/amor-quemarropa-1993-dvdrip-espanol.html 
http://cineultramundo.blogspot.com.es/2012/08/critica-de-amor-quemarropa-tony-scott.html 


0 comentarios: